Publicidad

  • Burbuja
    Es el corazón del equipo: sensible, artística y a veces un poco inocente. Sabe ver la parte buena de todo el mundo incluso si se trata de un monstruo de 15 metros ¡que escupe fuego! Pero no hay que subestimarla, puede derribar a ese mismo monstruo de 15 metros escupe-fuego ¡con un adorble puñetazo!
  • Cactus
    Es el músculo del grupo, golpea primero y pregunta después y esto a veces la mete en algunos líos. Menos mal que “problema” ¡es la palabra favorita de Cáctus!
  • Publicidad

  • El Alcalde de Townsville
    El alocado líder de Townsville tiene pasión por los pepinillos y es demasiado simple para que nada le asuste. Cuando la cosa se pone fea, sabe que siempre puede contar con las Supernenas.
  • Hombretoncillo
    Todo el poder de un hombre en un minúsculo cuerpo de niño. No soporta lo blando que se ha vuelto todo el mundo; sobre todo le repatea que siempre lo estén salvando “esas pequeñas superheroínas ñoñas”.
  • Mojo Jojo
    El auténtico y definitivo némesis de las Supernenas (¡o eso dice él!). Su habilidad y su inteligencia sobrehumana hacen que sea un verdadero dolor de cabeza para las Supernenas. Fue creado en el mismo laboratorio y en la misma explosión de la que ellas surgieron, así que es inevitable que el destino de Mojo Jojo siempre esté ligado al de las chicas.
  • Pétalo
    Es la líder de Las Supernenas, ¡y bien que se lo ha ganado! Es lista y positiva y tiene un gran sentido de la justicia y aunque puede ser un poco sabionda a veces, no pierde la oportunidad de pasarlo bien… ¡ni de plantarle cara a un monstruo!
  • Princesa Masbilletes
    Es la niña más pudiente de la ciudad. Lo tiene absolutamente todo salvo lo único que verdaderamente desea: la gloria y la fama de formar parte de las Supernenas.
  • Profesor Utonium
    Es el típico padre científico súper genio. Para él no es fácil criar a tres pequeñas niñas con superpoderes, pero de alguna manera se las apaña para combinar su trabajo como inventor con tareas cotidianas como preparar el desayuno para las chicas. ¡Todo un padre del siglo XXI!

Publicidad