Publicidad

Ocupa la posición de centrocampista en el campo. Entre sus mejores cualidades cuentan su optimismo, amabilidad, constancia y pasión por el fútbol.

Ocupa la posición de defensa en el Club de Fútbol Raimon, equipo al que llega a mitad de temporada.

Adé es un centrocampista que milita en el Club de Fútbol Raimon con el dorsal número 6. Tiene un gran corazón y siempre está dispuesto a ayudar a todo a aquel que lo necesite.

Fantasma Chócala forman el otro equipo de mantenimiento del parque. Son rivales de Mordecai y Rigby y siempre andan cerca cuando nuestros héroes la lían para burlarse de ellos.

Skips es una especie de Yeti. El más trabajador del parque y lo conoce como la palma de su pata. Rara vez habla, a menos que tenga algo muy importante que decir. Skips no sabe ni andar ni correr, se mueve de un lado a otro dando saltitos. Skips se encarga de las tareas más duras del parque. Además es un manitas y puede arreglar casi cualquier cosa.

Margaret es un petirrojo y la camarera del café que hay al otro lado del parque. Mordecai está loco por ella y siempre busca excusas para tomarse un descanso e ir a verla. Mordecai y Rigby la hacen reír y ella, siempre que puede, trata de darles café gratis cuando su jefe no está mirando.

Pops es una piruleta de Piruletilandia. Ha pasado toda su vida en el parque y nunca ha salido de él. Vive en la casa de su familia en el centro del parque. Su padre, el Sr. Maelard es el propietario de toda la ciudad. Pops se sorprende de todo. También es muy sensible para su edad y puede llorar como un niño pequeño si se siente rechazado.

El jefe de Mordecai y Rigby es una máquina de chicles. Es el mejor dando trabajo a otros y señalando culpables. Está siempre encima de Mordecai y Rigby, incluso en las raras ocasiones en las que están trabajando de veras. Le encantaría despedirlos; pero sabe que esa es la única cosa que Pops no soportaría.

Musculitos es muy macho y siempre trata de dejar mal a todo el mundo. Sin embargo, suele liarse con las palabras al formular insultos.

Rigby se comporta como un quinceañero fuera de control. Es un mapache valiente, sinvergüenza e inmaduro.

Páginas

Publicidad